Message from Fr. Rolando Cabrera

Querida familia de la Inmaculada:

En este Cuarto Domingo de Pascua, conocido como “Domingo del Buen Pastor”, se celebra la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. El propósito de esta jornada es cumplir públicamente con la instrucción del Señor que nos dice: “Pidan al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos” (Mt 9, 38; Lc 10, 2). Oren, pues, para que muchos hombres y mujeres jóvenes escuchen y respondan generosamente al llamado del Señor a servir en el sacerdocio, el diaconado y la vida consagrada.

Padre, escucha las oraciones de tu pueblo,
y haz madurar la semilla que tú sembraste
en el campo de tu Iglesia.
Haz que muchos de tus fieles elijan servirte
dedicándose al servicio de sus
hermanos y hermanas.
Elige ministros dignos de tus altares
y ardientes pero bondadosos
servidores del Evangelio.
Que aquellos que siguen las
huellas de Cristo, tú Hijo,
sean fieles y transmitan por su modo
de vida un signo convincente de la
presencia de tu Reino
para la Iglesia y el mundo.
Te pedimos que los ministros de tu Iglesia
aumenten en número, sean
perseverantes en la oración,
y desempeñen su ministerio
con generosidad e interés por los demás.
Padre, consérvalos fieles al
llamado del Evangelio;
que el mundo vea en ellos la imagen
viviente de tu Hijo, Jesucristo,
quien es Dios por los
siglos de los siglos. Amén.

Gracias por sus oraciones!

¡Dios los bendiga a todos!

P. Rolando